PROCESO DE RELOCALIZACIÓN


A partir del fallo ejemplar relativo a los daños producidos por la contaminación de la Cuenca Matanza-Riachuelo (Autos “Mendoza, Beatriz Silvia y Otros c/ Estado Nacional y Otros s/ Daños y Perjuicios” ) se ha determinado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación la necesidad de que las jurisdicciones involucradas den cumplimento a tres objetivos centrales: la mejora de la calidad de vida de los habitantes de la cuenca; la recomposición del ambiente en la cuenta en todos sus componentes (agua, aire y suelos); y la prevención de daños con suficiente y razonable grado de predicción.

Para cumplir con ello se ha determinado la necesidad de que ACUMAR elabore un Plan Integral de Saneamiento Ambiental (PISA) que incluya la relocalización de las zonas en grave riesgo ambiental, como es Villa Inflamable.

Por lo cual, ACUMAR, el Municipio de Avellaneda, en coordinación con la Provincia de Buenos Aires y el Estado Nacional deben tratar la materia de vivienda social, ambiente y desarrollo sustentable, para el mejoramiento del hábitat de las familias que, alojadas en la denominada Cuenca Matanza – Riachuelo, se encuentran en grave riesgo sanitario y social, atento a las críticas condiciones ambientales y de ocupación en las que habitan.

Como dijimos un sector poblacional particularmente afectado es “Villa inflamable” en el cual, por su proximidad al mismo, según el Informe Anual 2009 presentado por la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), sus habitantes se encuentran expuestos a un importante riesgo ambiental con potenciales consecuencias para la salud y seguridad, por lo que es un objetivo fundamental del gobierno la intervención urgente y la relocalización de los habitantes a otra zona donde los potenciales peligros para la salud de la población se vean superados.

Conforme datos censales del año 2009 – que están claramente desactualizados- , se detectaron en el referido sector 1.083 viviendas con una total de 4.321 habitantes, siendo en la mayoría de los casos antiguos residentes del barrio con más de 20 años en el mismo (41,6%), un 20,5% está presente en el barrio entre 11 y 20 años, un 25,6% entre 3 y 10 años y un 12,6% con menos de 3 años. Asimismo, el 49,9% de los habitantes vivió siempre en el barrio, en tanto que, del 50,1% restante, un 16,1% su residencia anterior fue en otro lugar del partido de Avellaneda, un 12,1% en Capital Federal, un 7,2% en otro lugar del Gran Buenos Aires, un 8,2% en otro lugar del país, y un 5,5% tuvo su residencia anterior en otro país. Hoy se calcula que en el lugar habrá unas dos mil familias.

Las acciones de intervención se desarrollarán en el marco del Programa Federal de Construcción de viviendas y Suprograma Federal de Urbanización de Villas y Asentamientos precarios, dependiente del Ministerio de Planificación Federal, inversión Pública y Servicios, y el Plan integral de la Cuenca Matanza Riachuelo, dependiente de la Secretaria de ambiente y desarrollo sustentable de la Nación.

En este sentido el municipio de Avellaneda plantea distintas etapas de intervención, por un lado la relocalización de las familias que actualmente ocupan la zona, y por otro lado, se propone la planificación del área que hoy en día viven los vecinos de Villa Inflamable para usos industriales y logísticos.

A los fines de llevar adelante la intervención propuesta, y atento que dentro de la zona de “Villa Inflamable”, la mayoría de los inmuebles que la componen resultan ser del dominio privado, se requiere recuperar la titularidad pública de los mismos mediante su expropiación e incorporación al dominio municipal, para evaluar la factibilidad de desarrollar un programa de saneamiento ambiental que permita la recuperación económica del área y su eventual destino logístico e industrial, relocalizando a las familias que aún ocupan esas tierras.

Por todo lo expuesto, y en el marco de lo establecido por la Ley Orgánica de las Municipalidades -Art. 58- y por la Ley General de Expropiaciones № 5.708, se declaró la utilidad pública y sujetos a expropiación los inmuebles que componen la zona denominada “Villa Inflamable”, mediante la ley de expropiación N° 14.268 del 2011. Los inmuebles objetos de la expropiación serán transferidos a la Municipalidad de Avellaneda, para ser afectados a los proyectos de intervención urbana, social y ambiental con destino al mejoramiento del hábitat de las familias que se encuentran alojadas en la denominada Cuenca Matanza – Riachuelo, dentro del territorio de Avellaneda, para el desarrollo logístico e industrial del área, infraestructura de servicios; y espacios públicos de acuerdo al proyecto de reordenamiento urbano y social que elabore oportunamente la Secretaría de Obras Públicas de la Municipalidad de Avellaneda. Además cabe advertir que en este contexto la Municipalidad de Avellaneda será la encargada de adjudicar las parcelas que se generen en el terreno a relocalizar – que según se informó será el terreno de Exolgan SA- , a aquellas familias que reúnan los siguientes requisitos: a) Detentar una ocupación efectiva en el Área de intervención, la cual no podrá ser inferior a los dos (2) años. b) No poseer ninguno de los miembros del grupo familiar inmuebles a su nombre, ni ser beneficiarios de otra vivienda bajo cualquier otro régimen.

Al mismo tiempo se autoriza a la Municipalidad de Avellaneda, previo la adjudicación de las parcelas que se generen, a efectuar convenios con quien o quienes considere corresponder, a efectos de realizar las obras necesarias para producir el saneamiento de los mismos, como así también las que resulten necesarias para la construcción de viviendas.

En los hechos, cabe advertir la dificultad de tal relocalización, teniendo en cuenta la falta de participación que ha existido desde el comienzo de este procedimiento, sumado a la negativa de los propios vecinos de querer trasladarse al terreno de Exolgan SA por varias cuestiones, entre las que cabe mencionar: las características inadecuadas de las viviendas que impiden, la problemática cultural con los barrios que fueron trasladados a la misma zona, y la ausencia de participación y decisión colectiva de la cuestión.