6 METAS PARA VILLA INFLAMABLE – 2016


Diferentes referentes del barrio hemos consolidado una mesa de trabajo colectiva y participativa a fin de establecer las acciones prioritarias a desarrollar durante el 2016 para mejorar las condiciones de vida de los/as vecinos/as de nuestro barrio. A continuación se detallan los ejes de trabajo acordados:

 

   1. SISTEMA CLOACAL EN LAS LAGUNAS

Los/as vecinos/as de Villa Inflamable reclaman desde hace tiempo intensamente por la definitiva limpieza de las lagunas donde se concentra agua en situación dañina para su salud, al ser utilizadas como cloacas informales y, a su vez, como depósito de residuos de todo tipo. Asimismo, los desagües de las lagunas suelen taparse y desbordar con las lluvias provocando inundaciones en las casas lindantes.
Por ello, es necesario mejorar el sistema de recolección de residuos del barrio a fin de evitar que se continúe arrojando desechos a las lagunas (llegando a todos los sectores del barrio), incluyendo una campaña de concientización para los/as vecinos/as, llevar adelante el entubado de las lagunas y posterior relleno y desarrollar un sistema cloacal y de desagüe.

 

   2. CALLES SIN BARRO: Pavimentación de calles y veredas

Con una simple recorrida por el barrio es fácil advertir la grave situación que viven las miles de familias de Villa Inflamable por el mal estado de las calles. No es sólo el hecho de que las mismas no estén asfaltadas, sino que esto se ve agravado porque se inundan constantemente. Ello implica la imposibilidad y/o dificultad de poder transitar libremente por el barrio, e incluso de asistir a las actividades cotidianas de los/as vecinos/as del barrio, como asistir al colegio, al trabajo, a centros de salud, y/o a cualquier otra actividad que implique salir de sus hogares, sea a pie o por algún medio de transporte.
Ante tal acuciante realidad es que se torna impostergable la necesidad de asfaltar todas las calles del barrio y construir veredas, mejorar y mantener en buen estado de conservación las calles y las veredas, realizando para ello una adecuada rehabilitación (reparaciones selectivas y la reconstrucción de la superficie de rodamiento) y el posterior mantenimiento periódico.

 

   3. 100 LUMINARIAS

La prestación del servicio de energía eléctrica se brinda en Villa Inflamable de forma interrumpida, sin que existan mínimos estándares de calidad o de seguridad pública, lo que repercute directamente en el desarrollo y la calidad de vida de los/as vecinos/as, profundizando la situación de exclusión social en la que se encuentran. El servicio de energía eléctrica es necesario no sólo para cada uno de los hogares del barrio de forma particular, sino también en la vía pública para el libre tránsito de la comunidad. Al día de hoy, son pocas las cuadras que se encuentran alumbradas.
Ante ello es que solicitamos la inmediata colocación, recambio, mantenimiento y reparación del alumbrado público en todas las cuadras y espacios públicos del barrio. Asimismo, debe desarrollarse un sistema claro de reporte para que los vecinos sepan cómo y a quién reclamar ante desperfectos en el alumbrado.
A su vez, los/as vecinos/as del barrio queremos formalizar nuestro sistema de servicio eléctrico, es por ello que solicitamos que requiera a la empresa EDESUR S.A. que coloque los medidores de energía en cada uno de nuestros domicilios.

 

   4. RED DE AGUA POTABLE Y SEGURA

En general los servicios públicos del barrio se caracterizan por ser deficitarios y de baja o mala calidad, uno de los ejemplos con los que contamos es el hecho de que el barrio carece de agua potable y segura, ello por cuanto la misma cuenta con un alto grado de contaminación -lo cual se encuentra comprobado por diferentes estudios que se le han realizado-, y por ende, no es apta para el consumo humano. Es por ello que en la actualidad en toda Villa Inflamable únicamente se consume agua de bidones -proporcionados por la ACUMAR- y no de la red de agua. A su vez, la red existente no alcanza para abastecer al uso doméstico de todas las familias del barrio.
Este hecho de no contar con una red de agua potable de calidad implica el agravamiento de la situación integral de la salud de los/as vecinos/as del barrio, con todo lo que ello conlleva. Para paliar tal realidad es que se considera necesario que se desarrollen obras para la construcción de una red de agua potable y segura.
Es importante aclarar que hoy en día hay muchos/as vecinos/as que trabajan en el reparto del agua. En el futuro, si se llevan a delante las obras correspondientes para proveernos de una red de agua potable y segura creemos que es importante que los/as vecinos/as trabajen en otras tareas para el mejoramiento del barrio que les asegure su fuente de trabajo.

 

   5. TRATAMIENTO INTEGRAL PARA LOS/AS NIÑOS/AS CON PLOMO

A partir de lo decidido por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, se ha establecido que, por su situación ambiental y de salud, Villa Inflamable es una de las zonas más críticas de la cuenca. Por ello, fue incluida en la primera fase del proceso de relocalización. Sin embargo, no existe una política integral de prevención, diagnóstico y tratamiento para los/as afectados/as por la contaminación (plomo en mayor medida).
Esto plantea la urgente necesidad de estudios epidemiológicos integrales, acceso a prácticas de diagnóstico, acciones de mitigación de riesgos y tratamiento para las personas contaminadas incluyendo la provisión de dietas alimentarias que colaboran a la reducción de los niveles de plomo en sangre.
Creemos que los/as vecinos/as no pueden seguir a la espera de que se les brinde acceso a políticas de salud integrales en el corto plazo.

 

   6. RELOCALIZACIÓN: “NADA SOBRE NOSOTROS/AS SIN NOSOTROS/AS”

Entendemos que cualquier proceso de eventual relocalización barrial debe tener en consideración dos ideas. En primer lugar, no puede perderse de vista que Villa Inflamable es un barrio con muchos años de historia (las primeras familias se instalaron allí hace aproximadamente 100 años), en el que a la vez se dieron distintos flujos migratorios que hicieron que el barrio fuera creciendo y consolidándose, aumentando la población notoriamente en los últimos años. Esto hace que la composición poblacional sea muy diversa, conviviendo realidades disímiles -esto es, familias asentadas hace muchos años que no viven en situación de emergencia habitacional, y familias que viven en el barrio hace pocos años en situación de extrema precariedad-.
En consecuencia, consideramos que no pueden aplicarse soluciones universales, para todos/as los/as vecinos/as por igual, sino que se requieren soluciones diferentes atendiendo a las diferentes realidades . Ante tal diversidad de escenarios posibles, entendemos que en el proyecto de relocalización en el Barrio Alianza deberán evaluarse las situaciones particulares de todas y cada una de las familias del barrio.
En segundo lugar, entendiendo que cualquier decisión que ataña a la eventual relocalización de quienes habitamos el barrio afecta directamente el plan de vida de cada una de las familias, sostenemos que ninguna de estas decisiones pueden ser tomadas sin nuestra debida e íntegra participación.

a. Una solución para el 100% del barrio: a cada familia según su necesidad

Como se indicó en los párrafos precedentes, cualquier decisión que se tome sobre el barrio y sus habitantes, no sólo deberá garantizar que cada uno/a de los/as vecinos/as estemos en una mejor situación que en la que actualmente nos encontramos -debiendo tratarse de una propuesta que sea progresiva en la satisfacción de nuestros derechos- sino que, a su vez, es necesario articular una propuesta abarcativa, que contemple cada una de las situaciones de los/as vecinos/as y sus familias, teniendo en cuenta sus situaciones específicas.
La solución universalizada para todos los grupos familiares (tal como viene siendo propuesta en las diversas mesas de trabajo) no podrá garantizar la mejora en las condiciones de vida de todos/as los/as vecinos/as de Villa Inflamable, ni atender a los problemas específicos de cada uno/a.
A su vez, para que esto sea posible, entendemos que es necesario preliminarmente llevar adelante un nuevo censo que aborde integralmente la situación de cada familia.

b. Participación en cada una de las decisiones: funcionamiento de la mesa de trabajo

El 4 de Noviembre de 2013 el Juez Federal en lo Criminal y Correccional nro. 2 de Morón hizo lugar al amparo iniciado por la Junta Vecinal de Villa Inflamable, junto con ACIJ, por la falta de participación en el proceso de relocalización del barrio. Allí se dispuso que los/as vecinos/as de Villa Inflamable tienen derecho a ser consultados/as y a participar, con la debida información, de todas las decisiones e instancias relacionadas a su eventual mudanza a otro sitio.
Para ello se determinó que el Municipio de Avellaneda debe diseñar un sistema que permita una permanente distribución de la totalidad de la información existente. La misma deberá hacerse por medios impresos, digitales y a través de reuniones que deberán realizarse al menos cada quince días, en diferentes días y horarios, para asegurar las posibilidades de concurrencia de los/as vecinos/as; ser anunciadas con suficiente anticipación y por medios idóneos para llegar a conocimiento de los/as vecinos/as y con listado claro de temas a tratar; y a las que deberá asistir un/a funcionario/a del área responsable de la cuestión a tratarse, con capacidad de decisión suficiente, para asegurar un diálogo fluido y efectivo con los/as vecinos/as.
Además, se agregó que el Municipio no sólo deberá informar de los datos existentes, sino que deberá tomar un rol activo debiendo generar la información relevante que los/as vecinos/as le soliciten, y que desde tal sentencia y frente a la toma de decisiones fundamentales relacionadas con la relocalización, el municipio deberá exhibir sus propuestas a los/as vecinos/as, para que estos puedan criticarlas, corregirlas y presentar contrapropuestas.
Cabe hacer notar que no se está cumpliendo con la sentencia judicial en ninguno de los puntos antes descriptos, pues ya se han tomado diferentes decisiones sin que la comunidad afectada pudiera decidir. Es por ello que se considera un requisito esencial, para continuar con el proceso de relocalización legítimo y válido, que se cumpla de forma inmediata y adecuada con la efectiva participación de los/as vecinos/as en cada una de las decisiones.

c. Acceso al mercado de trabajo

Villa Inflamable es un barrio que se compone de realidades laborales disímiles, y ante ello es importante brindar herramientas a todos los/as vecinos/as que promuevan su inserción socioeconómica y al desarrollo de experiencias de la economía social para superar la situación de pobreza, y que permitan generar un cambio profundo en las condiciones de vida. Vale poner de relieve que a partir de un relevamiento general del barrio que se realizó en el mes de abril de este año en Villa Inflamable se identificó que existen alrededor del 20% de los/as vecinos/as desarrollan emprendimientos productivos y que la mayoría de ellos venden sus productos dentro del barrio.

El proceso de relocalización del barrio implica el traslado de miles de familias a un lugar nuevo, con características diferentes tanto de las viviendas como del barrio entero. Esto implica también que se prevea por el mismo Estado como se van a respetar las actividades laborales y económicas de las familias del barrio. Es decir, cómo está previsto que los/as vecinos/as van a continuar con su desarrollo laboral, teniendo en cuenta que para muchos/as de ellos/as la misma es el único ingreso rentable de la familia.
En definitiva, debe determinarse por la Municipalidad de manera inminente, e informarse a los/as vecinos/as, cómo y dónde se prevé que se continúen las actividades laborales y/o económicas.
Asimismo, creemos que a fin de garantizar una fuente de trabajo a las familias del barrio, todas las tareas de construcción -tanto en Villa Inflamable como en el barrio Alianza- deben ser llevadas a cabo por trabajadores/as de Villa Inflamable.